miércoles, 10 de julio de 2013

Silvia Alfaras nos diseña habitaciones infantiles con alma





Los proyectos de diseño e interiorismo destinados a las estancias más queridas de la casa son para Silvia Alfaras todo un reto directo a la imaginación, dando rienda suelta a su creatividad y amoldándola completamente a los gustos y necesidades de cada niño/a. Uno de sus últimos trabajos es esta habitación donde la interiorista ha realizado el diseño de piezas tan especiales como el árbol-estanteria o la personalización de los cojines.

La interiorista Silvia Alfaras, con estudio en Barcelona, presenta uno de sus últimos proyectos de
carácter residencial, concretamente el de una habitación infantil de una vivienda situada en la capital catalana.



El trabajo ha consistido en la reforma de la mayoría de estancias del piso, con especial atención al espacio destinado al benjamín de la familia para el que se pretendía crear “un ambiente luminoso, divertido y original pero, sobre todo, sencillo y acogedor, donde el niño se sintiera a gusto jugando, leyendo, etc.”, comenta Alfaras.

En una superficie de 9 metros cuadrados se ha dispuesto el mínimo de mobiliario necesario con el fin de dejar amplitud para los juegos, teniendo en cuenta que la apuesta por el color blanco también ayuda a potenciar visualmente esa sensación.





Los muebles elegidos consisten en cama, armario y cómoda con cajones, alineados sobre una misma pared en la que destaca sobremanera la pieza estrella de la habitación, un árbol-estantería diseñado por Silvia Alfaras expresamente para este proyecto y con el que sorprendió gratamente a los clientes, que no se esperaban semejante originalidad. Las ramas irregulares que caracterizan esta particular secuoya decoran a la vez que sirven para albergar principalmente libros, pero también muñecos o cualquier otro objeto infantil. Asimismo, se ha dispuesto una sutil iluminación en forma de discretos apliques entre las ramas que, llegada la noche, crean una atmósfera muy agradable.

Los textiles, de la firma Pepe Peñalver, son otro de los elementos clave de la habitación. La combinación de colores y la forma de los cojines aportan el toque divertido que se requiere en estos espacios, incluyendo la personalización con el nombre del niño en uno de ellos. Y el toque final lo pone Silvia Alfaras al escoger unos tiernos vinilos que muestran aquellos animales de la selva por los que el pequeño siente verdadera devoción. Es la guinda a una decoración dulce, risueña y alegre, como corresponde al universo particular del rey de la casa.

Más información sobre Silvia Alfaras


Graduada en Diseño de Interiores por la Escuela Superior LAI de Barcelona y también en Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, especialidad Diseño de Interiories, por la LlotJa de Barcelona, Silvia Alfaras dirige su propio estudio de interiorismo donde converge un equipo joven integrado por diseñadores y otros profesionales de distintas disciplinas. Éste ofrece un servicio global que integra todas las fases de desarrollo de un proyecto, desde el concepto hasta la ejecución, pasando por la arquitectura, interiorismo, diseño gráfico, naming, merchandising, etc.

Para el estudio de Silvia Alfaras, el objetivo es generar espacios personalizados que provoquen emociones a partir de los deseos y necesidades del cliente, ya se trate de viviendas, como de espacios comerciales o espacios efímeros.

El currículum de esta interiorista catalana cuenta en su haber con experiencias profesionales al lado de figuras como Xavier Olivella, Sebastià Vilarasau, GCA Arquitectes y Rafael del Castillo, además de galardones como el 1r. Premio Reforma del IES Joan Zafra o siendo finalista de ARQ-FAD con Habitacola, ambos en el año 2000. Silvia Alfaras es también SQA Experto Europeo en Escaparatismo y Visual Merchandising, por la Escuela Superior Artidi, y actualmente colabora con Estudi Klam.